jueves, 13 de febrero de 2014

Titus Sand, el conspirador



Si el sueño fuera (como dicen) una
tregua, un puro reposo de la mente,
¿por qué, si te despiertan bruscamente,
sientes que te han robado una fortuna?

¿Por qué es tan triste madrugar? La hora
nos despoja de un don inconcebible,
tan íntimo que sólo es traducible
en un sopor que la vigilia dora

de sueños, que bien pueden ser reflejos
truncos de los tesoros de la sombra,
de un orbe intemporal que no se nombra

y que el día deforma en sus espejos.
¿Quién serás esta noche en el oscuro
sueño, del otro lado de su muro?



Lee todo en:

2 comentarios:

Pedroj Tortosa dijo...

Me parece que estos trabajoss encierran todo un pensamiento humano en que se puede aprender la profunda trascendencia de la dimensión figurativa material informada de un continuo imflujo del espíritu.

Pedroj Tortosa dijo...

He releído estos versos varias veces:
Cabe distinguir entre el sueño dormir y el dormir soñando.
Cabe distinguir entre el reposo y la fortuna de soñar.
Cabe distinguir entre el dormir del cuerpo y la mente que vigila.
Cabe distinguir entre los tesoros de la sombra y la luz de la otra orilla.
Cabe distinguir entre lo deformado del espejo y el espíritu latente

ARTE Y DISEÑO ENTRE LO DIGITAL Y LO HUMANO

Tras varios años trabajando los medios digitales, ahora me dedico a publicar relatos cortos e historias mientras me adentro en lo más profundo de las artes plásticas...

La isla de cemento

La isla de cemento
imagen del corto 3d LAMANCHA2222